SABER MÁS...

                                          SABER MÁS.....

La propiocepción es un término conocido con distintos nombres pero que vienen a significar lo mismo como sistema propioceptivo, sistema sensoriomotor, sensación propioceptiva, facilitación neuromuscular propioceptiva, etc. La propiocepción es un sentido especializado medido por mecanorreceptores, conocidos como propioceptores, situados en piel, músculos, tendones, ligamentos y capsulas articulares. Cuya información recopilada es enviada al SNC, donde se procesa y se hace consciente, nos da conciencia de la sensación de movimiento y posición de las articulaciones y segmentos corporales.

El SNC es parte fundamental en el camino que recorre la información para que esta sea percibida y, el control y movimiento musculoesquelético se ejecute de forma correcta. Tanto la percepción como la sensación articular de movimiento, queda monitorizada por 3 subsistemas: el sistema somatosensorial, el sistema vestibular y el sistema visual.

  • El sistema vestibular a través de una serie de canales semicirculares y vestibulos permite mantener en equilibrio el cuerpo.
  • El sistema visual a través de una serie de señales visuales, contribuye al equilibrio gracias a puntos de referencia que permiten una orientación en el espacio.
  • El sistema somatosensorial posee a su vez 3 niveles:
  • El nivel espinal que proporciona una estabilidad dinámica muscular y sincroniza la actividad muscular (esto permite que no se sature los niveles más superiores del SNC porque puede controlar el equilibrio en condiciones de normalidad sin que el SNC actué).
  • Tronco cerebral donde conecta la información de este subgrupo con la información visual.
  • Y vestibular para que en conjunto valla al SNC y consiga mantener la postura y el equilibrio.

Esta información propioceptiva mediara respuestas motoras voluntarias e involuntarias que nos permite que el movimiento se produzca de forma suave y coordinada (Scott M. Lepaharn y Freddie H.Fu citado por James J. Irrgand y Randy Neri, 2000).

Términos relacionados con la propiocepción:

Muy relacionados al término de propiocepción encontramos una serie de términos que conviene aclarar:

  • El término de equilibrio, aunque muy afiliado al de propiocepción no es lo mismo, si no que hace referencia a un estado de un cuerpo que lo encontramos cuando la suma de todas las fuerzas que están actuando sobre él es igual a 0. Esto no quiere decir que no existan las fuerzas si no que las fuerzas que actúan sobre él se anulan entre sí. Sin embargo, cuando el cuerpo está realizando una actividad física, las fuerzas que actúan sobre él están modificándose constantemente porque el cuerpo se somete constantemente a desequilibrios. En este caso la definición que más se ajusta, es que el cuerpo está en equilibrio mientras el sujeto consigue mantener el centro de gravedad de su cuerpo dentro de la base de sustentación. Y esto es algo que se da constantemente en el deporte, por ejemplo, dentro del deporte de las artes marciales, el fútbol o la gimnasia en el momento del lanzamiento de la pierna, disminuye la base de sustentación, de tal forma que se necesita de un equilibrio suficiente como para que el deportista no pierda su posición31.
  • La velocidad de reacción es el tiempo comprendido entre el estímulo que produce un cambio en la actividad nerviosa del músculo y la fuerza que se genera ante ese estímulo en el músculo.

Al tener mayor consciencia de nuestros cuerpo, es decir, al tener mejor propiocepción, mejora también la velocidad de reacción, porque la información nerviosa viaja más fácilmente a través de los canales nerviosos cuando se está entrenado para ello.